Mariela Betancourt

34 años. Soy una mujer luchadora que ha tenido que enfrentar muchas adversidades, pero siempre salgo adelante. Cada vez que hay un tropiezo, vuelvo y me levanto con una sonrisa.En mis manos llevo la enseñanza de mi madre de hilar lana. En mi cabeza, llevo el recuerdo de mis abuelos y sus enseñanzas, como el uso medicinal, protector, decorativo y en la cocina de plantas como la borraja, el curubo, el sauco, la malva y la ruda.Les voy a contar una historia de una laguna sagrada de mi territorio: En la laguna de Los Tunjos se vio un toro, y cuando lo gritó, saltó al centro y se esgajó una nevada y llegó engarrotado.

Entrevista

Comparte esto: